1/24/2010

TEARS ARE LIFE.


La muerte nos roba los seres queridos. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo. La vida si que nos los roba muchas veces y definitivamente.

François Mauriac. (1905-1970). French writer.



 Si no eres amante de los perros, no sigas leyendo pues puede herir la sensibilidad de los insensibles. No serás cazpaz de entenderlo si no lo has vivido.

Estarás de acuerdo conmigo en que mereces un comienzo como este. Inesperados impulsos hacen que me acuerde de ti no pocas veces. No te preocupes "chupetín", la casa que compartimos estará llena de la luz parpadeante de candelas para hacernos luminoso el camino.
Darte las gracias por haber compartido casi toda tu vida conmigo sería poco, aunque me queda la tranquilidad de haberte dejado bien franqueado entre las tres palmeras y en el sitio que un rey como tú se merece.

Me ofreciste tu último latido, al sentirlo en mi mano perdí el mío, mi corazón ahora es un poco más pequeño y mi alma esta herida. Te llevas de mí en tu suave pelo las lágrimas e hilos de babas que no pude contener al tener que dejarte en un día tan frío. Que soledad más descarada el volver solo después de dejarte. Tener que soportarme en estas letras y no tener hombro donde apoyarme.
Cadi: todavía te siento saltar que no andar, pedir, que no ladrar, besar que no lamer.
 




Recuerdas Cadi cuando se te decía:
- ¡A peinar!, y tú sabias donde tenías que subir.
- ¡Vamos!, y entrabas en locura hasta derrapar en la calle.
- ¡No te puedes venir!, y tu sumisión era digna.
Aunque lo más increíble era cuando te hacías invisible solo con oír ¡A bañar!
Al igual que Bahari, Creta y Carpo, estarás en mi mente el resto de mi vida.
Mientras yo seguiré luchando por Harpo e Indhira aunque ninguno disfrutará lo que tú.

Tears are life. In Memorian to Cadi.

By Inquisitormurciano.

11 comentarios:

Cayetano dijo...

Los que alguna vez hemos tenido un perro, sabemos lo que es perderlo.
Un saludo y bienvenido tu regreso.

CaféOlé dijo...

Nunca he tenido un perro propio pero compartí 7 años el de mi ex. A algunos les parecerá una exageración pero a ese perro lo quería mucho más que a muchas personas. Te entiendo bien: es perder a un ser querido. Besos.

Jesus dijo...

LO SIENTO MUCHISIMO, Y SABES QUE TE LO DIGO DESDE LO MAS PROFUNDO DE MI CORAZON, NO HAY PALABRAS PARA EXPRESAR LA TRISTEZA Y EL DOLO.SOLO PALIDOS REFLEJOS QUE INUNDAN MI BOCA PARA DECIR LO QUE REALMENTE MI ALMA SIENTE.BESOS

Ireland Adventure dijo...

Lo siento muchisimo Antonio, lo digo de corazon. Se por lo que estas pasando. Quien no ha tenido animales no lo entiende ni lo podra entender nunca.

Entiendo el vacio que ha dejado en tu corazon y el harton de llorar que estas teniendo.

Es un sentimiento que tardara años en tranquilizarse.

Pobrecito Cadi...

Un besito

Esther (desde Irlanda)

lolami dijo...

Lo siento mucho Inquisitor, yo he perdido ya a tres y el consuelo que tengo es que están aquí conmigo, en el campo y las puedo visitar a diario.

Me alegra mucho, volver a leerte.

Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Lo siento mucho Ba, enserio, y más porque también compartí cinco añicos de su vida...

Gratis total dijo...

oh, el cadi, pobrecito! era un perro muy especial, muy activo, dócil, se lo podía llevar a cualquier sitio y nunca desentonaba! lo siento

divinamente dijo...

no coment

richard dijo...

Thanks for the bear :). I am frustrated here, i dont master Spanish. Anyway, the dog is cute.

Anónimo dijo...

Me acordare de el, xq me hizo compañía en ratos buenos y malos.
Fue de los pocos animales que cuando los veias era genila.
MARY YOU.

ascension dijo...

Cadi no era un perro mas para mi. Era el suave, lindo, cariñoso, calentito, LIBRE, aventurero y tierno perrito que tuve la suerte de conocer desde sus primeros dias en Murcia hasta su final. Y digo suerte, porque fué el padre de mi perrita Gala,que reposa junto a él, a la que también añoro y que dió a mi vida otra dinámica, otra visión, otro sentir. Sin el, tampoco habría yo conocido esa otra fuente de cariño que me supuso criar y vivir con Gala. Cadi era un perrito especial; nunca vi otro parecido, porque los perros, al igual que las personas, también son únicos.Aún puedo rememorar en mi cara y en mis manos la suavidad de su contacto, su calorcito, su cariño, su dulzura, su delgadez...Nunca habrá otro como él. Afortunadamente lo hemos conocido, lo hemos amado, lo hemos disfrutado, lo hemos sentido,y puedo llorar contigo Antonio, la ausencia y el vacio que nos deja un ser tan entrañablemente importante y querido para nosotros como puede llegar a ser nuestro perro.
Solo decirte, Antonio, que siento mucho, ya lo sabes, la ausencia del Cadi, tu dolor y tus ratos de tristeza y soledad, y aunque los amigos no podemos impedir tu dolor, si podemos ofrecerte nuestra compañía, nuestro cariño y nuestro hombro incondicionalmente.